Ideal para carretera y circuitos: el nuevo 911 GT3

Nuevo motor atmosférico de 368 kW (500 CV) y chasis de competición

El 911 GT3 es un Porsche puro. Salva la distancia entre el automovilismo y los vehículos de carretera y, por ello, es el núcleo de la marca: un campeón en el circuito y, al mismo tiempo, fiable para el uso diario. El nuevo 911 GT3 logra este equilibrio como casi ningún otro vehículo. A esto contribuyen el motor atmosférico de seis cilindros con una potencia de 368 kW (500 CV) completamente nuevo y el concepto de motor de alto régimen, el chasis revisado con un ajuste similar al de competición y la construcción ligera sistemática. Con el motor bóxer de cuatro litros, el 911 GT3 alimenta su tracción con el mismo motor que el 911 GT3 Cup, un vehículo exclusivamente de competición. Desarrollado en los mismos circuitos de prueba y fabricado en la misma línea de producción, la tecnología del automovilismo de competición de Porsche llega de nuevo en un deportivo con homologación de calle. El resultado: más que nunca, el automóvil deportivo GT con más éxito de Porsche refleja toda la pasión por un rendimiento mayor y una sensación de conducción sin filtros.

Una increíble mayoría de conductores de los automóviles deportivos GT utilizan sus vehículos también en el circuito de carreras. En este caso, el nuevo 911 GT3 se mantiene en lo más alto gracias a una relación peso/potencia de 3,88 kg/kW (2,86 kg/CV). La caja de cambios de doble embrague y siete velocidades (PDK) de serie, adaptada especialmente para la serie GT3, acelera el biplaza de 1.430 kg con el depósito lleno de 0 a 100 km/h en tan solo 3,4 segundos. La velocidad máxima es de 318 km/h. Para los defensores de la conducción en estado puro, Porsche ofrece el 911 GT3 con la opción de caja de cambios manual de seis velocidades. En este caso, el 911 de altas prestaciones acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 320 km/h.

El chasis del nuevo 911 GT3 se beneficia de la experiencia de Porsche en el automovilismo de competición y se ha revisado en favor de una dinámica de conducción todavía mejor. En comparación con el 911 Carrera S, el biplaza es 25 mm más bajo. Además del diseño básico más preciso, el chasis cuenta con propiedades de maniobrabilidad superiores. Una parte fundamental de esto es la dirección activa del eje trasero. Dependiendo de la velocidad, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las ruedas delanteras o en el sentido opuesto. Esto mejora la agilidad y la estabilidad. Otros componentes de la dinámica de conducción son los apoyos dinámicos del motor y el bloqueo transversal del eje trasero (Porsche Torque Vectoring, PTV/PTV+).

El aspecto del 911 GT3 tampoco deja dudas sobre su determinación. El alerón trasero dominante de carbono resalta que la forma del deportivo está determinada por la aerodinámica. El frontal de construcción ligera y el spoiler delantero están optimizados para una corriente de aire mejorada. En la parte trasera de construcción ligera con las aberturas de escape y el nuevo difusor también se ve el perfeccionamiento aerodinámico.

next item
Motor de carreras de alta velocidad de 368 kW (500 CV)
previous item
Resumen: Nuevo 911 GT3 con motor de competición y un rendimiento aún mayor