Agilidad y eficiencia

Motor y rendimiento

El nuevo Macan inicia su andadura con propulsores completamente renovados. En el Macan S, Porsche monta ahora un motor de seis cilindros en V de nuevo desarrollo. El motor turbo con tres litros de cilindrada proporciona 260 kW (354 CV) y desarrolla un par máximo de 480 Nm. Esto supone un incremento de 10 kW (14 CV) en comparación con el modelo predecesor. Como resultado, el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h con el paquete Sport Chrono se acorta en 0,1 hasta 5,1 segundos, y se alcanza una velocidad máxima de 254 km/h.

Bajo el capó del Macan trabaja un motor turbo tetracilíndrico perfeccionado con una cilindrada de dos litros, que desarrolla 180 kW (245 CV) y un par máximo de 370 Nm. El Macan acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h. En Europa, los nuevos motores de gasolina están equipados con filtro de partículas de gasolina y cumplen con la normativa de emisiones Euro 6d-Temp.

Nuevo motor V6 con Central Turbo Layout

El motor de seis cilindros del Macan S es un propulsor de alta tecnología: montado por primera vez en el Panamera, este motor se ha utilizado también en el Cayenne y ahora en el Macan. Su particularidad más llamativa: el turbocompresor único de gases de escape está dispuesto en el interior de la V de cilindros, en el denominado Central Turbo Layout. Los recorridos cortos de los gases de escape entre las cámaras de combustión y el turbocompresor se traducen en una respuesta sumamente instantánea, lo cual propicia un estilo de conducción dinámico.

El nuevo turbocompresor Twin-Scroll posibilita un par elevado en los regímenes de revoluciones bajos. Al mismo tiempo, contribuye a mejorar la respuesta. En la tecnología Twin-Scroll, los flujos de gas de escape se alimentan al rotor de turbina por separado de forma continua. Esto permite reducir sensiblemente los inconvenientes de la alternancia de carga. La geometría perfeccionada de la cámara de combustión con inyector central favorece la preparación eficiente de la mezcla. Además de aumentar de 113 a 118 CV la potencia por litro, también se han mejorado las emisiones de gases de escape. Hasta tres inyecciones por ciclo de trabajo optimizan la combustión y reducen así la cantidad de sustancias nocivas contenidas en el gas de escape.

Ambas culatas del motor en V cuentan con colectores de escape integrados. Además de la reducción de peso y del número de componentes, este diseño brinda la ventaja de que se puede integrar el colector de escape en el circuito de líquido refrigerante. De este modo se aumenta la eficiencia con cargas elevadas y se reduce el consumo.

Motor tetracilíndrico en línea optimizado

El motor tetracilíndrico en línea del Macan está concebido como propulsor marcadamente deportivo y eficiente, con una presión de sobrealimentación de 1 bar, refrigeración del aire de sobrealimentación, inyección directa de gasolina y tiempos de distribución variables. VarioCam Plus adapta continuamente los árboles de levas de admisión y escape, y además controla la carrera de las válvulas de escape. Gracias a la geometría optimizada de la cámara de combustión, el Macan cumple todos los valores límite de gases de escape vigentes en todo el mundo. En Europa, la combinación con un filtro de partículas se traduce en una ligera disminución de la potencia nominal de 185 kW (252 CV) a 180 kW (245 CV). En el conjunto de escape del motor tetracilíndrico se ubica un filtro de partículas de gasolina (OPF), mientras que en el motor de seis cilindros se utilizan dos filtros. Tras el catalizador, el gas de escape se conduce por canales cerrados de forma alterna y atraviesa las paredes del filtro de partículas. El filtro, cuya regeneración tiene lugar mediante medidas activas y pasivas, está concebido para durar toda la vida del vehículo sin necesidad de mantenimiento. La gestión térmica de los motores se ha optimizado aún más mediante un control de la bomba de refrigeración en función de la demanda. Esto permite al motor, y por consiguiente a los catalizadores, alcanzar con aún mayor rapidez la temperatura de servicio óptima.

La entrega instantánea de potencia es uno de los atributos clave del Macan. A fin de aprovechar de forma óptima el potencial de los nuevos motores, se ha readaptado la caja de cambios de doble embrague (PDK) de Porsche. En el modo Sport, la caja de cambios responde ahora de manera aún más instantánea y posibilita cambios de marcha muy rápidos. En el modo normal, la caja PDK cambia con agilidad y confort a las marchas superiores. Esto ahorra combustible y mejora el confort en trayectos largos. En combinación con el regulador de velocidad con control de crucero adaptativo (ACC), la caja PDK perfeccionada domina ahora también el modo de propulsión por inercia, que reduce aún más el consumo de combustible en el funcionamiento real. Otra contribución al aumento de la eficiencia reside en la función de arranque/parada automáticos optimizada. Ahora, esta función apaga el motor cuando el vehículo ya se está aproximando a un semáforo. En los modos de conducción Sport y Sport Plus, la función de arranque/parada automáticos está desactivada de forma automática.

Novedad: paquete Sport Chrono con selector de modo

También en el Macan, el paquete Sport Chrono se maneja ahora mediante el selector de modo integrado en el volante. Además de los modos de conducción Normal, Sport y Sport Plus, adicionalmente se puede seleccionar un modo Individual. Así el conductor puede guardar su configuración personalizada y activarla directamente con solo girar el selector de modo. Mediante una simple pulsación del botón Sport Response situado en el centro del selector de modo, el conductor puede optimizar la respuesta del Macan durante 20 segundos para disponer inmediatamente de la máxima potencia. El automóvil deportivo entre los SUV compactos ejecuta de forma mucho más instantánea las órdenes del pedal del acelerador, y alcanza con mayor rapidez valores de aceleración óptimos. La función Sport Response se puede utilizar tantas veces como se desee.

En combinación con el paquete Sport Chrono opcional, el Porsche Stability Management (PSM) ofrece adicionalmente el modo PSM Sport activable por separado. Esta configuración especialmente deportiva permite a los conductores ambiciosos acercarse aún más a los límites del Macan. El PSM permanece siempre activo en segundo plano. El modo PSM Sport se puede activar con independencia del modo de conducción seleccionado.

next item
Tren de rodaje y sistemas de tren de rodaje
previous item
Resumen