Innovador techo de construcción ligera con elementos de magnesio

Capota y aerodinámica

Un detalle llamativo del 911 Carrera Cabriolet es la exclusiva capota con contracerchos planos. La tecnología innovadora permite crear una curvatura de la capota de tela cerrada que se asemeja a la del coupé, una característica que ha sido imposible conseguir hasta ahora y presenta, además, unas ventajas aerodinámicas. Un accionamiento hidráulico nuevo y más ligero permite abrir y cerrar la capota en unos 12 segundos, al igual que en el modelo anterior hasta velocidades de hasta 50 km/h. El manejo tiene lugar a través de una tecla en la consola central o desde el exterior, a través del mando a distancia (no en EE.UU.). Tradicionalmente, Porsche plantea las máximas exigencias hacia la capota del 911. Por este motivo, tal como ha ocurrido hasta ahora en todos los 911, también este techo plegable es, en su totalidad, un desarrollo propio. Con unas líneas casi idénticas a las del Coupé, la capota de tela se extiende en una elegante curva desde el marco del parabrisas hasta la tapa de la caja de la capota. Los contracerchos no destacan debajo de la tela, y tampoco existen partes que interrumpan el diseño fluido. Incluso la luneta de vidrio calefactable trasera está prácticamente enrasada con la superficie y solo está integrada en la capota con una junta mínima.

Un desarrollo de Porsche: la capota con contracerchos planos de magnesio ligero

La característica determinante para esta forma, que no fue posible conseguir durante mucho tiempo en capotas de tela, es su construcción innovadora como capota con contracerchos planos. Toda la capota de tela, con excepción de las partes laterales, queda tensada sobre una superficie de techo fija formada por cuatro segmentos individuales aplicados inmediatamente los unos contra los otros. Los cuatro elementos son el marco de techo delantero, dos contracerchos planos y la luna trasera, cuyo marco, al igual que los demás segmentos, están hecho de magnesio. También una gran parte de los brazos del bastidor está hecha de este material muy ligero; solo los brazos laterales, las palancas de accionamiento y los contracerchos tensores están fabricados de aluminio. Todos los componentes del bastidor poseen un acoplamiento cinemático, de modo que solo se requiere un cilindro hidráulico por lado para mover la capota. Para el cierre, Porsche apuesta por el probado cierre centralizado eléctrico situado en el centro y apoyado por espigas de centrado laterales.

No existe ninguna unión fija entre los contracerchos planos y la capota, de modo que, al abrir la capota, los cuatro segmentos de magnesio se pueden colocar uno encima de otro con la misma forma, mientras la capota de tela se deposita con el plegado en Z consolidado. Gracias a este concepto único, el paquete de techo abierto compuesto del material de la capota, del marco de techo, de los contracerchos planos y de la luneta trasera solo ocupa un espacio mínimo con una altura de unos 23 centímetros y una longitud de unos 55 centímetro. Mientras la parte delantera de la capota permanece visible en estado abierto, una tapa en forma de media luna cubre, como hasta ahora, la parte posterior. La gran tapa de la caja de la capota se extiende hasta el espóiler de tamaño aumentado. Con la capota cerrada, los pasajeros disfrutan de un confort climático y acústico que se acerca al máximo al nivel del Coupé. Así, el material exterior está forrado en toda la superficie con una estera aislante. Los segmentos de techo están cubiertos por revestimientos interiores resistentes a la deformación que crean un ambiente acogedor en el habitáculo. También las partes laterales están cubiertas por completo con tela, de modo que no quedan componentes técnicos a la vista cuanto está cerrada la capota. También el espacio a la altura de la cabeza equivale aproximadamente al que existe en el interior del Coupé.

Panel cortavientos totalmente integrable con control eléctrico

En el 911 Carrera Cabriolet, el panel cortavientos integrable con control eléctrico aumenta el confort a altas velocidades. Está fijado en un estribo tensor en forma de U que se integra completamente en la parte trasera al estar plegado hacia atrás, lo cual evita que quede restringido el espacio en los asientos traseros. Al pulsar un botón, este estribo se endereza en dos segundos, desarrollando una red que es tensada en ángulo recto por un segundo estribo de inversión móvil situado detrás de los respaldos de los asientos delanteros. El panel cortavientos se puede abrir y cerrar hasta una velocidad de 120 km/h. Con la capota abierta, elimina en gran parte las corrientes de aire y reduce al mínimo el ruido del viento. Mediante un control por campo característico, el panel cortavientos tiene en cuenta, en todas las acciones, la posición de los asientos delanteros con regulación eléctrica. Si, por ejemplo, uno de los respaldos se encontrara en el área de movimiento del panel cortavientos, se impide la elevación de este último. Al cerrar la capota, el panel cortavientos se retira automáticamente.

Espóiler trasero adaptable, ahora con una superficie activa un 45 % mayor

En el nuevo 911 Carrera Cabriolet se ha aplicado el concepto de aerodinámica variable del Coupé con parámetros adaptados. Así, la forma de la hoja del espóiler ha sido adaptada a la parte trasera específica del Cabriolet. Con la capota cerrada, las posiciones del espóiler corresponden a las del Coupé, dado que la nueva capota produce un flujo de aire prácticamente idéntico. Esto no es así con la capota abierta; en este caso, el espóiler se coloca en una posición más empinada, desarrollada específicamente para este fin. Además, el espóiler se posiciona en diferentes alturas de despliegue y ángulos en función de la configuración del vehículo. De manera complementaria, en el borde delantero del espóiler se acciona un elemento de cierre a través de una cinemática articulada especial, que asegura el flujo de aire óptimo por encima de la hoja del espóiler. El espóiler se despliega automáticamente a 90 km/h y se repliega a 60 km/h, aunque también se puede desplegar por debajo de este límite de velocidad, pulsando simplemente un botón. Las chapaletas de aire de refrigeración delanteras completan el concepto de aerodinámica. Con la capota abierta, estas también se abren automáticamente y por completo a partir de los 120 km/h. El paquete Sport Chrono opcional permite activar directamente el espóiler trasero a través de los modos de conducción «Sport» y «Sport+». Si se seleccionan estos programas de conducción a través del conmutador de modos en el volante, el espóiler trasero se despliega a partir de los 90 km/ a la posición Performance empinada. También en el modo Wet, el espóiler trasero se coloca en la posición Performance a partir de una velocidad de 90 km/h. La velocidad máxima siempre se alcanza con la posición Performance.

cW = 0,30: un descapotable con una aerodinámica ejemplar

Los componentes básicos del concepto de aerodinámica del 911 Carrera Cabriolet son la forma aerodinámica de la superficie de la carrocería, la capota, el espóiler trasero variable ampliado y el sistema de refrigeración con sus chapaletas de aire adaptables en la parte delantera, que no requiere grandes tomas de aire debajo del vehículo y, en consecuencia, permite realizar unos bajos del vehículo prácticamente lisos. Además, las secciones de admisión y de salida de aire mejoran la conducción del aire refrigerante, de modo que, a pesar de la refrigeración adaptada al aumento de las potencias del motor y de frenado, se mantiene el valor cW del 911 Carrera Cabriolet de 0,30 con la capota cerrada.

El sistema de protección antivuelco también aumenta la rigidez

El 911 Carrera S descapotable dispone de un sistema automático de protección antivuelco. Básicamente, consiste en un pórtico compacto y autoestable de perfiles extruidos de aluminio, soldados y altamente resistentes. Debido a la gran rigidez de los componentes, el bastidor de soporte también se utiliza para reforzar la carrocería: a través de un refuerzo diagonal hacia el montante B y el alojamiento de la capota, contribuye a la rigidez de la torsión del descapotable.

En caso de peligro de vuelco se despliegan, mediante presión de resorte, dos casetes de nuevo desarrollo situados detrás de los asientos traseros; el disparo se realiza por vía pirotécnica mediante un microgenerador de gas. Con la capota cerrada, sendos elementos de metal duro situados en los dos casetes rompen el vidrio de seguridad de la luneta trasera. Queda prácticamente excluida la posibilidad de disparos erróneos, dado que la detección y activación, así como la monitorización permanente son asumidos por el aparato de control de airbags altamente preciso con un sensor de vuelco integrado. Este monitoriza cualquier cambio de inclinación de la carrocería, la aceleración longitudinal y transversal, así como el contacto con la calzada.

next item
Motor y propulsión
previous item
Diseño e interior