Menos es más: el nuevo Porsche 911 Carrera T

El aumento purista de la familia 911

Con el nuevo 911 Carrera T, Porsche vuelve a recurrir al concepto purista del 911 T de 1968: menos peso, caja de cambios manual de transmisión más corta y tracción trasera con bloqueo transversal mecánico del eje trasero para aumentar las prestaciones y disfrutar de la conducción de una forma intensa. El nuevo modelo de aspecto exclusivo se inspira en el 911 Carrera y tiene una potencia de 272 kW (370 CV). El 911 Carrera T ("T" en Porsche se refiere a Touring) también cuenta con características de equipamiento que no están presentes en el 911 Carrera. A estas pertenecen, por ejemplo, el chasis deportivo PASM de serie con reducción de altura de 20 mm, el paquete Sport Chrono con optimización del peso, la palanca de cambios reducida con esquema de conexiones en rojo o las secciones centrales de los asientos de textil-cuero. Además, la dirección activa del eje trasero, que no se ofrece en el 911 Carrera, está disponible como opción para el 911 Carrera T.

El equipamiento del 911 Carrera T destaca por su deportividad y su construcción ligera: la luna trasera y las ventanillas laterales traseras están fabricadas de vidrio de construcción ligera, los paneles de la puertas poseen tiradores tipo lazo y aislamiento se ha reducido al mínimo. Se prescinde de los asientos traseros y del Porsche Communication Management (PCM). No obstante, ambas opciones están disponibles sin coste adicional. El resultado de las iniciativas de construcción ligera: un biplaza de 1425 kg de peso en vacío 20 kg más ligero que un 911 Carrera con el mismo equipamiento.

Diseño deportivo y aspecto exclusivo

El diseño del 911 Carrera T resalta la emoción y deportividad del coupé con tracción trasera. Los elementos de la carrocería y las ruedas se diferencian claramente. En la parte delantera, el 911 Carrera T cuenta con un labio del spoiler delantero adaptado en lo que a aerodinámica se refiere. Los retrovisores exteriores Sport Design están pintados en Gris Ágata metalizado. En los laterales, el nuevo modelo se distingue por sus ruedas Carrera S de 20 pulgadas en Gris Titanio. A la vista lateral también pertenecen los anagramas "911 Carrera T". La vista trasera se caracteriza por las láminas de la rejilla del portón trasero, el anagrama de Porsche, la denominación del modelo "911 Carrera T" en Gris Ágata y el sistema de escape deportivo disponible a bordo de serie con salidas de escape centrales pintadas en negro. La oferta de colores exteriores incluye: Negro, Naranja Lava, Rojo Guardia, Amarillo Racing, Blanco y Azul Miami, así como los colores metalizados Blanco Carrara, Negro Jet y Plata GT.

Concepto de habitáculo purista y nuevo paquete interior

El habitáculo ahora tiene un aspecto mucho más deportivo y puro. El conductor disfruta de asientos deportivos negros (4 vías eléctricas) con sección central de textil-cuero. Los reposacabezas cuentan con el anagrama "911" en negro. De forma opcional, el nuevo modelo Carrera T también incluye por primera vez asientos deportivos bucket. Las órdenes de mando se transmiten a través del volante deportivo GT con corona de cuero. El selector de modo de serie situado en el volante permite ordenar los programas de conducción. La palanca de cambios reducida con esquema de conexiones en rojo es exclusiva del 911 Carrera T. Las molduras de las puertas y el centro del salpicadero son negras, igual que los tiradores de las puertas. Una novedad es el paquete interior T, que garantiza un aspecto aún más deportivo gracias al uso de los colores de contraste Amarillo Racing, Rojo Guardia o Plata GT. Así, por ejemplo, permiten acentuar la apariencia de los cinturones de seguridad, el anagrama "911" de los reposacabezas, los tiradores tipo lazo o las secciones centrales de los asientos de textil-cuero.

Relación peso/potencia mejorada, mayor rendimiento

El motor bóxer de seis cilindros con tres litros de cilindrada y sobrealimentación biturbo tiene una potencia de 272 kW (370 CV) y un par motor máximo de 450 Nm, disponible entre 1750 y 5000 rpm. La relación peso/potencia mejora en 3,85 kg/CV, lo que proporciona un mayor rendimiento y una dinámica de conducción aún más ágil. Gracias a una transmisión más corta y al bloqueo transversal mecánico del eje trasero, el 911 Carrera T acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Por lo tanto, es 0,1 segundos más rápido que el 911 Carrera Coupé. Este modelo alcanza los 200 km/h en 15,1 segundos. Existe la posibilidad de adquirir el Carrera T con la caja de cambios de doble embrague Porsche (PDK). De este modo, alcanza los 100 km/h en 4,2 segundos y los 200 km/h en 14,5 segundos. La velocidad máxima con ambas variantes de caja de cambios supera los 290 km/h.

next item
El nuevo Porsche Cayenne
previous item
Los nuevos modelos Porsche 718 GTS destacan por su diseño y deportividad